featured article

¿Es Realmente Necesario El Surfing De Tow-In Con Jet-Skies En Bali? – Surfing De Tow-In Con Jet Skies En Uluwatu, Bali.

viernes, agosto 31, 2018 7 Comments 35 Likes
Likes 7 Comments

¿Es Realmente Necesario El Surfing De Tow-In Con Jet-Skies En Bali?

Surfing De Tow-In Con Jet Skies En Uluwatu, Bali.

 

Esta temporada seca en Bali, la temporada alta del surf dirían muchos, ha sido hasta ahora una de las mejores en años recientes. Una marejada tras otra de tamaño medio a grande ha golpeado todo Bali para el regocijo de surfistas locales, residentes y visitantes. El Bukit, la península al sur de Bali donde se encuentran olas famosas como Padang Padang, Bingin, Impossibles y Uluwatu, la ola reina madre, ha estado con toda.

Pero este año 2018 se destacará en la historia del surf de Bali por lo que muchos de ustedes ya saben: enormes masas de agua despeinándose de manera perfecta y que eran (creemos nosotros) surfeables solo con surfing de tow-in.

En efecto, este julio 2018 pasado comenzó con una marejada de buen tamaño con todos los spots mandando olas. Todo el mundo pasándola bomba.

Haciendo un seguimiento de cerca de las previsiones, los surfistas comenzaron a hacer llamado a los surfistas de olas grandes a alistar sus guns.

Luego de un paréntesis de dos días en que las olas bajaron, dando la oportunidad a la gente para descansar y para prepararse para la gran marejada que se avecinaba, entró en la tercera semana de julio un oleaje grande y surfeable. Como siempre cuando se pronostica un oleaje grande, muchos locales y residentes cruzaron el estrecho hacia Lombok o Java para surfear Desert Point o G-land, donde es más probable que el swell pegue mejor, asegurándose así más tiempo en el tubo. El Bukit, por supuesto, tiene a Padang Padang, la hermosa pero esquiva princesa que con un oleaje de buen tamaño muestra su belleza e intensidad. Pero Padang es corta y esquiva, y si no sos local, no importa si sos residente o buen surfista; es probable que Padang se te sea aún más esquiva. Bingin no tira tubos cuando el mar está grande. Impossibles necesita la marea correcta y puede lanzar tubos, pero no todo el día. Un tubo que, aunque grande e intenso, no es tan largo. Los surfistas con huevos y con las tablas a la medida rezan por la marea, dirección de oleaje y condiciones de viento ideales para entubarse en el tubo más monstruo de todos en Outside Corner’s, o para correr, si Dios quiere, la ola más larga con el ocasional tubo grande y pesado desde The Bombie hasta el final de Racetracks. Ambas olas en el spot reina, Uluwatu. Para surfistas con huevos y con tablas a la medida. No es una ola para el surfista promedio que busca entubarse cuánto más pueda. Por lo tanto, los surfistas que buscan pasarla entubados generalmente se las toman.

Pero se pronosticaban olas aún más grandes para comenzar a golpear el veinticuatro. O sea, en apenas unos días sin que las olas bajaran significativamente.

Ahora sí la gente hacía llamados serios a los big-wave riders a que aprontaran sus guns.

Y el oleaje vino y golpeó.

En Ulu’s nunca habíamos visto algo parecido en los diez años basados en Bali. La mayoría de los locales y residentes de años también concuerdan.

Por cientos de metros olas de 5 a 7 metros se despeinaban perfectamente a lo largo del arrecife de Uluwatu. Y no es una exageración. En todo caso, todo lo contrario, ya que algunos aseveran que series monstruo de 10 metros barrieron el arrecife.

Si estabas apoyado en un par de piernas fuertes y esas piernas en una tabla y la tabla en una de esas olas, tenías una larga pared en frente tuyo en la cual dibujar giros al tiempo que un labio te explotaba por detrás como jugando a la mancha y, con todo, nunca alcanzándote. Podías hasta ver de entubarte en el rugido de tubo que se formaba en la línea alta del ojo de la ola.

Pero, claro, primero, tenías que entrarle a la ola.

Y para eso, necesitabas que te hicieran un tow-in. Mirá si no.

 

Video filmado y editado por Margaret River Productions
Surfers: Andrei Ovchinnikov and Eloy Lorenzo

Eloy tiene piernas fuertes.

El brasilero Eloy Lorenzo y su colega el ruso big-wave rider Andrey Ovchinnikov eran ese día el único equipo de tow-in con jet ski en el agua. Esa ola y esa sesión fueron en la mañana.

El veinticuatro habíamos surfeado Outside Corner´s con diez pies y la ocasional ola de quince pies.

Para el veinticinco en la tarde aún no habíamos visto las condiciones así que allí fuimos al acantilado de Uluwatu con nuestras guns listas para surfear un poco más de esas olas grandes pero divertidas.

Bajamos algunos escalones hacia los warungs para tener una mejor vista del océano. El acantilado en Uluwatu se yergue unos 50 metros por encima del mar brindando una vista ventajosa de las olas y del océano hacia el horizonte. Es como un anfiteatro desde donde se puede ver como el oleaje entra y pega en la costa y cómo entonces se traduce en olas una vez que golpea en el arrecife.

 

Drone view of the Uluwatu surf spot cliff

Sacada de www.bluepointbayvillas.com

Siempre es bueno juzgar las olas y el océano desde fuera para así saber dónde ubicarse. Por lo que observamos las condiciones por unos cinco minutos. Luego nos ubicamos en las sillas y pedimos unas cervezas. Juzgamos bien.

No había ningún equipo de tow-in surfing con jet skies.

Dos o tres surfistas estaban en el agua con tablas a remo. Surfistas con huevos pero con poco juicio. Con todo hay que admitirles. Si no te tirás, no sabés.
Se tiraron y supieron. La corriente empujando para fuera era

“como un rio, haciendo casi imposible posicionarse bien”,

diría más tarde uno de los surfistas a remo esa tarde, un padre, surfista y vlogger de una familia aventurera quien había presenciado la sesión de la mañana desde el restaurante de Blue Point. También la había grabado.

Mirá la misma ola desde otro ángulo.

 

Video filmado y editado por Unstoppable Family

En efecto, la corriente parecía imposible de batallar por lo que a medida que la corriente empujaba hacia afuera había que remar sin parar al tiempo que te comías masas de agua en la cabeza hasta que finalmente te largaba allá lejos en el canal. Luego, claro, había que remar tan abierto como consideraras seguro hacia el line-up en Outside Corner´s o aún más allá hacia The Bombie. Una vez en el line-up, no ibas a tener nada que hacer. Lo habrías sabido. Te habrías tirado y lo habrías sabido. Con ese tamaño, lo que podría parecer una insignificante variación en el grado del ángulo con el que golpeaban las series significaría en realidad varios metros de desfasaje desde donde creías que estaba el line-up. Si te agarraba la serie, ya eras. Te comías toda la serie en la cabeza, la tabla o el leash se te rompían, pero si no lo hacían, habrías sido arrastrado a una distancia tal que cualquier tentativa de volver a lo que parecía cualquiera de los line-ups habría sido físicamente extenuante y mentalmente… descabellado.

Así que los tipos estaban ubicados alejados de donde rompían las olas. ¿Era posible entrarle a esas olas a la remada? Posiblemente fuese posible. ¿Pero y si no la agarrabas? Te tocaba lo descrito arriba. Tu sesión ya era. Se tiraron, vieron y supieron.

En honor a la verdad a lo presenciado, un surfista a remo tomó una de las olas pequeñas y la corrió toda. Igual una ola grande. Pero en honor a la verdad a lo presenciado, esa no fue una de las olas que dominaban el día. Esa fue una excepción.

Las olas que dominaron el día eran masas de agua de quince a veinte a veinticinco pies arremetiendo con una velocidad de furia en series de seis a diez olas separadas por menos de diez minutos quebrando afuera de The Bombie y afuera de Outside Corner´s pero (en cada spot) no exactamente en el mismo lugar sino que más bien en un rango de diez a veinte metros para luego sí despeinarse perfectamente (perfectamente) por cientos de metros sobre el chupón de corriente encima del arrecife de Uluwatu. No era un día para el surfing a remo.

El 25 de Julio de 2018, colegas, era y fue un día para el surfing de tow-in con jet-ski.

Entonces, contestando a la pregunta que titula esta serie de dos partes: ¿Es realmente necesario el surfing de tow-in con jet-skies en Bali?

Sin ningún tipo de dudas.

Estamos convencidos que este swell y esta fecha pondrán a Uluwatu en los radares de los equipos de tow-in de olas grandes.

Nunca antes habíamos presenciado o visto imágenes de video de algo parecido.

Por lo general, el tow-in que tenga sentido solo se hace para surfear olas gigantes, u olas que son prácticamente solo surfeables con tow-in.

Olas que son o un drop gigante con uno o dos hombros para dibujarle un giro de entrada al subsecuente drop como Jaws en Peahi, Maui, la ola pionera del tow-in, o tubos chupones monstruosos como Teahupoo grande en Tahiti, o rompecocos cuadrados como The Right, en Australia.

Uluwatu, el 25 de Julio, demostró ser nada de eso y aún así ser una ola que con ese tamaño y condiciones (creemos) debería ser surfeada con tow-in. Y, creemos que… no, estamos seguros, volvería locos a los surfistas de tow-in de olas grandes.

¿Por qué? No es un drop gigante como Jaws o Nazaré. No es tampoco un tubo que se
pare de repente y se desdoble cuadrado con un labiote de quebrarte la columna explotando en un arrecife llano y desfigurador como Teahupoo. Y no es una ola suicida.

De hecho, Uluwatu, como la presenciamos, en comparación a los estándares de tow-in en olas grandes, no es tan grande. Y no es tan peligrosa. No es nada de eso. Pero es lo que las otras no son. Es una pared grande, enorme, y súper larga que se despeina perfectamente permitiendo maniobras grandes y pesadas combinadas con múltiples tubos de rápida salida. Es la ola súper larga de ensueño de seis pies que combina giros con garra, tubos y hasta aéros pero todo a una escala mucho, mucho mayor.

Con un anfiteatro con cerveza fria y todo para sentarse y presenciar el espectáculo.

Está claro, esas condiciones de swell son raras. Pero tenemos certeza que ya algunos han tomado nota de los parámetros y variables que crearon este día mágico y que estarán listos para la próxima vez que algo similar sea pronosticado.

Porque ocurrirá nuevamente.

Uluwatu tiene la cerveza y puede esperar ya lista.

¿Y vos?

¿Vas a pedir cerveza o las correas?

En breve publicaremos la segunda y última parte de “¿Es Realmente Necesario El Surfing de Tow-In Con Jet-Skies En Bali?” Subscribite a nuestra newsletter o conectate con nosotros a través de nuestros canales de redes sociales para no perdértela.

Nusa newsletter
Nusa social
Nusa fan page
Nusa instagram

Likes 7 Comments

Leave a Reply

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 16 =